Lidiando con los problemas de la raza bóxer

Los bóxers son mascotas maravillosas (son divertidos, leales, enérgicos y amistosos) y a pesar de que los bóxers tienen estas increibles cualidades, todavía hay una serie de cuestiones con las que un dueño de bóxer tendrá que lidiar. Sigue leyendo para saberlo todo acerca de como lidiar con algunos problemas de la raza.

cara de boxerEn este artículo vamos a cubrir los siguientes aspectos del bóxer y cómo superarlos:

  • Entrenamiento para ir al baño
  • Socialización
  • Alimentos
  • Ejercicio
  • Agresión

Entrenamiento para ir al baño. Cuando se trata de las cuestiones de un bóxer, el más importante es entrenamiento para ir al baño. La última cosa que quieres es un “horroroso desastre” en tu alfombra. Por lo tanto es muy importante comenzar este entrenamiento tan pronto como entran en tu hogar. Si el bóxer  va al baño en el interior,  dígale con firmeza “no”. Pero recuerda no enfadarte o golpearlo. Esto sólo hará que tu bóxer se vuelva ansioso y le llevará más tiempo aprender el comportamiento correcto. Cuando tu boxeador salga a la calle para “ir al baño” por su cuenta recompensalo con elogios y afecto. Tu bóxer aprenderá lento pero seguro, que ir al baño en el interior de la casa no está bien.

Socialización de tu bóxer. Otro aspecto importante a tratar en las cuestiones de un bóxer es la socialización. Los bóxers son animales muy sociables y les gusta estar rodeado de gente y otros perros. Por lo tanto, es muy importante salir y ser sociable con tu bóxer. Puedes ir a pasear por el barrio o llevar a tu perro a un parque para perros o a la playa. Si no socializas tu bóxer adecuadamente, pueden sentirse ansiosos y actuar inciertos alrededor de otras personas y animales. Así que es mejor socializar a tu bóxer tanto como sea posible.

Alimentación de tu bóxer. Los bóxers son perros de tamaño medio y les gusta comer mucha comida. Por lo tanto hay que tener mucho cuidado de no sobrealimentarlos. Si es sobrealimentado, pueden llegar a volverse obesos y poco saludables. Puedes evitar esto estableciendo tiempos de comida y apegándose a ellos. No ceda, incluso si tu bóxer te mendiga comida con sus grandes ojos marrones. Póngase en contacto con su veterinario local para obtener información si no estás seguro de con cuánto debes alimentar a tu bóxer, el veterinario debe ser capz de proporcionarte la información adecuada sobre la cantidad de comida que tu perro debe comer según su peso y edad.

Ejercita a tu bóxer. El ejercicio es otra cosa que tienes que recordar cuando se trata de los asuntos de un bóxer. ¡Estos perros necesitan mucho ejercicio! Ir a caminatas diarias, ir al parque y jugar a juegos, todos estos métodos son excelentes maneras con las que puedes ejercitar a tu bóxer. A tu bóxer le encantará pasar tiempo contigo mientras hace ejercicio, y es genial para su salud.

Agresión de tu bóxer. Un aspecto de miedo a tratar en las cuestiones del bóxer es su agresión. Puedes notar signos de tu bóxer gruñendo o tratando de tomar el control. Esto puede ser muy atemorizante, especialmente si tienes niños. Si tu bóxer está actuando agresivamente, entonces puede estar tratando de establecer su posición dominante o “líder la manada” en tu casa. Para anularlo, debes convertirte en el líder de tu “manada” o familia. Esto se puede hacer asegurandote de que siempre comes antes que tu bóxer y que siempre sales por la puerta de primero. Sin embargo, si estos métodos no funcionan puede que tengas que llevar a tu bóxer a clases de obediencia o contratar a un entrenador de perros. Si la agresión no es tratada, puede convertirse en algo espantoso para tu familia.

¡Hacer frente a los problemas del bóxer puede parecer difícil! Pero la recompensa bien vale la pena. Empiece a tratar con los problemas de tu bóxer hoy, tu mascota será mucho más feliz y te amará más por hacerlo.

libro ¿Te diviertes con tu perro?

... descarga gratuitamente nuestro ebook: "20 trucos para perros" y multiplica esa diverción por veinte.

¿Qué estás esperando?... ¡ES GRATIS!